La realidad virtual es algo que ha llegado para quedarse, y sobre todo es algo que está pidiendo mucho el público, ahora todos quieren probar las gafas de realidad virtual y sobre todo quieren que las cosas que hasta ahora habían sido “normales” tengan realidad virtual.

Por ejemplo, la industria de los juegos está comenzando y a adaptarse y a lanzar los primeros juegos en realidad virtual, lo cual le da mucha más versatilidad a sus juegos y hace que los usuarios se interesen mucho más por ellos.

La industria adulta es otra que se está sumando a esta moda, que parece que ha llegado para quedarse y triunfar en los que la utilicen.

¿En que se aplica la realidad virtual dentro del mundo adulto?
De momento se está aplicando para los vídeos, en los que se puede ver en 360 grados todo lo que ocurre en la grabación, como si estuvieras tu allí mismo viendo en directo la película, lo cual es un efecto bastante sorprenden y que está gustado a todo el mundo.

Esto no se va a quedar solo aquí, ya que también se están pensando desarrollar otras funcionalidades dentro de este sector como puedan ser los chats adultos en 3D para poder ver a otra persona en su webcam como si estuvieras delante de la misma.

Ahora bien, el problema es que el uso de esta tecnología implica multiplicar el gasto por diez respecto a los gastos que se estaban teniendo en la actualidad en esta industria.

Es por ello por lo que se está retrasando más la implantanción de esta tecnología en el sector. Todo será esperar a que con el tiempo los costes empiecen a reducirse para ver como se van aplicando mucho más. Si queréis obtener más información sobre la realidad virtual en el sector, podéis consultar en NoticiasRCN.

Hoy en día podemos disfrutar de pornografía a todas horas, no tenemos más que coger el teléfono o el ordenador y buscar aquello que más nos interese, e incluso podemos filtrarlo por nuestras preferencias, sin embargo, esto no siempre ha sido así ya que el contenido pornográfico es algo que existe desde hace más tiempo del que nos que pensamos.

De hecho, por si sientes curiosidad, quizá te gustaría saber que la primera película pornográfica de la historia se creó a finales del siglo XIX, por lo que es un sector que ya tiene una cierta antigüedad.

Evidentemente en esos años no existía Internet ni nada parecido, por lo que no era algo tan sencillo de ver como hoy en día.

Sin embargo, en lugar de encontrar por la calle sex shops como ocurre hoy en día, hasta hace unas décadas, existían los llamados cines eróticos.

Esos cines eran como los que conocemos hoy en día, con la única diferencia de que en esas salas tan solo se emitían películas de contenido adulto, películas que congregaban a un gran número de personas que querían ver esta nueva manera de vivir la sexualidad.

Hoy en día todavía es posible rescatar por internet alguna de estas primeras obras, las cuales, por supuesto eran en blanco y negro, e incluso algunas de cine mudo, en las que tan solo se veían las imágenes porno.

Toda esta industria ha cambiado y evolucionado desde entonces en gran medida, y ahora no solamente podemos ver porno en color o con un gran audio, si no que el hd y otras muchas mejoras están a la orden del día.

Como puedes ver, la pornografía no es solo algo de nuestro tiempo ya que desde hace siglos se puede pagar por ver imágenes eróticas y de un algo contenido sexual, aunque parece que en muchas sociedades sigue estando mal visto.

Y aunque no existan ya los cines porno, no dudes que este tipo de contenido en internet no ha hecho más que empezar, y que le quedan otros muchos siglos por delante, mejorando y cambiando a diario, para que todos aquellos que quieran puedan disfrutar al máximo de esta experiencia.