Diferencias entre sexo y pornografía

A primera vista quizá resulte una pregunta bastante sencilla, ya que son dos conceptos que la mayoría de las personas adultas conocen a la perfección, saben su significado y saben en qué consisten, pero en la mayoría de las ocasiones, no nos ponemos a pensar más allá ni a preguntarnos qué piensa el resto de la gente.

Se han hecho bastantes encuestas al respecto, encuestas sobre las opiniones de diferentes personas con respecto a la pornografía y el sexo, y lo cierto es que hay algunas respuestas que son totalmente sorprendentes.

Con respecto al sexo, la mayoría de personas han opinado que es algo divertido para hacer con tu pareja, una actividad que les hace sentir más unidos y con la que poder demostrar su amor mutuo.

Aunque desde luego hay otras muchas más opiniones, como aquellos que creen que simplemente es algo divertido que se puede hacer con cualquier persona, y cuyo objetivo por lo tanto es el de pasarlo bien un rato.

Por último, están aquellos que creen que no es que sea algo especialmente divertido, reconocen que lo pasan bien teniendo sexo, pero que la única razón por la que quieren tenerlo es por sentirse más unido a su pareja y por supuesto con el fin de tener hijos.

Con respecto al porno, las respuestas han sido algo más tajantes ya que la mayoría de personas decían que no veían vídeos para adultos y que les parece algo que no harían por respeto a su pareja.

Sin embargo, los datos dicen otra cosa porque la pornografía es uno de los negocios que más dinero mueven en el mundo, y con una gran diferencia, así que, si esto es así, será porque mucha gente consume estos productos.

Pero evidentemente también había quien creía cosas totalmente diferentes, sobre todo los más jóvenes, ya que ellos piensan que es una actividad como otra cualquiera. Simplemente es una forma de pasar un buen rato con su cuerpo o incluso con su pareja.

Que es algo de lo que no se sienten avergonzados, e incluso otros se atrevían a decir que el mundo puede que fuera mejor si la gente dejara de andarse con tantos remilgos y se mostraran más como ellos son en realidad.

Lo único que está claro es que con respecto a la pornografía y al sexo hay opiniones para todos los gustos, pero la verdad es que puede ser algo muy divertido para hacer solo o acompañado.