El debate de pornografía sí pornografía no

Seguro que ya se ha hablado en numerosas ocasiones sobre el porno y sobre el sexo, se ha hablado absolutamente de todo lo que tiene que ver con ello, y además evidentemente, también se han generado muchos debates al respecto.

Estos debates normalmente van enfocados a intentar averiguar si el sexo o el porno son algo malo o que nos lleva a tomar malas decisiones en nuestra vida, pero lo cierto es que cada vez son más las personas que se alejan de este tipo de discusiones, y piensan que las cosas pueden ser mucho más fáciles si las vemos desde un punto de vista diferente.

Incluso habrá quien comience a pensar que este tipo de debates son absurdos, ya que hay personas que creen que las tentaciones son algo malo y que el sexo es la peor de ellas, cuando lo cierto es que el sexo y la pornografía son parte de nuestro día a día y nos rodean allá donde vayamos.

En nuestra casa si vemos la televisión, podremos ver continuamente como nos intentan vender productos a través de hombres y mujeres desnudos explotando su físico, si salimos a la calle ocurrirá exactamente lo mismo, nos intentarán mostrar todo el rato el cuerpo de personas atractivas.

Pero muchas veces no nos paramos a pensar en todo este otro lado, el lado que es un poco más sutil y que por lo tanto no se muestra a simple vista.

Seas de la opinión que seas, lo que siempre debes tener en cuenta es que para condenar algo, o para decir que es lo mejor del mundo, debes reflexionar sobre si realmente piensas así.

Vivimos en una sociedad en la que el físico importa mucho, y en la que no podemos evitar dejar de ser animales, dejar de ser personas que se sienten atraídas por las imágenes eróticas y sexuales.