¿Por qué el porno sigue siendo un tabú?

Que el porno es un tema tabú es algo que ya todos tenemos más o menos asumido, sin embargo, si lo pensamos detenidamente, seguramente nos empezaremos a dar cuenta de que esto es algo que no tiene mucho sentido en el siglo XXI.

Estamos en una sociedad bastante sexualizada, es normal que andando por la calle podamos ver anuncios en los que salen hombres y mujeres medio desnudos o incluso en posiciones bastante eróticas, y esto es porque las grandes empresas saben que el sexo vende.

Además, la gran mayoría de las personas ve porno con una gran regularidad, y no tan solo hombres si no que cada vez más mujeres son las que se apuntan a pasar un buen rato gracias a la pornografía.

Por ello, si es algo que nos rodea continuamente, y si es algo que la mayor parte de la población hace, ¿Por qué seguimos viéndolo como un tema sucio del que no es correcto hablar?
Es cierto que quizá poco a poco eso esté cambiando, pero la realidad es que la sociedad no está tan avanzada como creíamos.

Ver vídeos porno para mucha gente no es algo negativo ni sucio, simplemente es una forma divertida de pasar un buen rato. Además, no tiene por qué ser algo que haces en solitario ya que también cada vez son más las parejas que deciden ver este tipo de vídeos juntos para darle una nueva perspectiva a su vida sexual.

Por ello debemos verlo, no como algo malo, si no como una oportunidad de hacer cosas diferentes y excitantes. Puede que incluso sea la solución para muchas parejas que comienzan a aburrirse con el sexo o que no saben qué cosas nuevas probar en la cama.

Ver pornografía desde luego es una opción de cada uno, y todas las opiniones hay que respetarlas por igual, pero no creo que haya que condenar a aquellos que lo hacen, y muchos menos siendo que muchas de las personas que más se oponen a la pornografía, son las que más la consumen.

Así que tanto si eres de las personas a las que les gusta ver porno de vez en cuando, como si no te parece algo agradable, piensa que no es un tema tabú y que tan solo es una actividad divertida de la que mucha más gente de la que pensamos se beneficia.